He Oído por Ahí

YAHIS

Cantautora

Por: Carolina Espinosa B.     Imágenes: Gentileza de Yahis

Estudió música en la Universidad Católica de Chile, dónde, en la tranquilidad que entrega el Campus Oriente, pudo componer varios temas que finalmente resultaron en un disco grabado por el sello discográfico Azul. Pudimos escucharla, junto a sus músicos, en una Azotea en Vivo que organizamos hace un tiempo atrás. Descubrimos una artista completa. Una suma de talentos que se mezclan con su profesión, la psicología.

Además de cantar y componer, pintas y escribes ¿Cómo son tus inicios como artista?

 

Me enamoré de un piano vertical negro que mi abuela tenía en su casa. Mi primer gesto, luego de haber aprendido algunos acordes, fue hacer una canción cuando tenía alrededor de 8 años. Ahí empezó mi relación con la música. Me llamaban la atención los instrumentos, la armonía y las voces. Cantar y escribir se me fue dando naturalmente. Por otra parte, la pintura rondaba, también, en mi familia. Cuadros pintados por familiares decoraban las paredes de la casa de mi abuela. La pintura, para mí, fue un trabajo progresivo. Veo belleza en cosas muy cotidianas y me gusta plasmarlas.

 

Desarrollar tantas disciplinas te hace una artista muy completa, con una sensibilidad especial que además puedes complementar con tus estudios de psicología ¿Cómo se manifiesta esto en tus canciones?

 

El psicoanálisis es una disciplina que amo, la perspectiva que plantea y las posibilidades que abre, me parecen alucinantes, y es justamente por el valor de hacerse preguntas, que son las que pueden lograr abrir algún camino que haga la diferencia, las que me motivan a escribir las letras de mis canciones. En mis letras intento abrir un espacio a esos cuestionamientos cotidianos.

 

 “Yahis” ¿A qué se debe tu nombre artístico?

 

Fue una situación un tanto fortuita. Al entregar la postulación del disco a Sello Azul, uno de los requisitos era tener un nombre artístico. Pensé en usar mi nombre real, Katherine Muñoz, pero ese nombre ya existía en un programa de talentos de esa época, y un amigo me propone usar el nombre que le había puesto a su hija, Yahís. Como su significado me gustó, que es la combinación de la palabra YAH (mente creadora) y la palabra IS en inglés (es), decidí enviar la postulación bajo ese nombre.

A diario vivimos muchas situaciones, ¿Cuándo una de estas situaciones pasa a ser una canción?

 

Siento que escribir, cantar y hacer una canción es, para mí, una necesidad. Me suele ocurrir que las distintas situaciones, los temas cotidianos y las noticias, me dejan pensando y me evocan ciertas emociones que necesito plasmar en una canción. Otras veces, necesito un espacio diferente y es a través de un poema que logro desarrollar un pensamiento. En “ÚLTIMO BESO” por ejemplo, planteo el problema de darte cuenta que una relación ya no da para más. Ese momento en que miras para atrás y ves todos los años que han pasado, la acumulación de lo tóxico, todo el tiempo perdido y te cuestionas si ha valido la pena, y ahí surge la pregunta por uno mismo, por aquellas cosas con las que uno soñó, esos sueños de infancia, los anhelos personales y en esta canción se plantea la salida desde un último beso, cuestionando si es necesario llegar a peores instancias para dar fin a algo, o para pensar un camino propio, sea con o sin pareja. “AMO TU MIRADA”, expresa ese amor por alguien, ya sea una pareja como un hijo, por ejemplo, desde la sencillez, donde eres capaz de amar el vuelo del otro, ser feliz con su desarrollo, al igual que con el propio, lejos de la mezquindad de pretender acaparar a alguien para sí mismo, a costa de la opacidad del brillo de quién, se supone, amas. Y, por otro lado, con “MUJER” planteo las dificultades a las que muchas mujeres nos vemos enfrentadas y que nos impiden desarrollarnos plenamente y brillar.

 

¿Cuál es el siguiente paso? ¿Cómo te proyectas?

 

Actualmente me encuentro trabajando en mi segundo disco, que espero esté terminado en marzo del 2019. Muy metida en el estudio, depurando las composiciones, trabajando en los arreglos y empezando a grabar lo que ya hemos ido avanzando. También estoy desarrollando el camino de la composición para otros artistas, como ya lo hice en el pasado. Paralelo a eso, sigo pintando. He tenido la oportunidad de exponer mis pinturas en la Casa Dedal de Oro, por ejemplo y me encuentro depurando un libro de poemas además de una novela que llevo escribiendo hace ya, bastante tiempo. Con mucho trabajo en diferentes áreas, pero contenta de poder desarrollar estas distintas formas de expresión.

Comparte

PUBLICIDAD    INFO@REVISTAZOTEA.COM

Azotea está protegida por la ley de propiedad intelectual que prohíbe la reproducción total  o parcial de sus artículos sin la autorización de sus editores. Las opiniones vertidas en esta edición son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Revista Azotea.

2018 | INSTUDIO