CAJ Opina

SOLEDAD LARRAIN

Arquitecta especialista en sustentabilidad, Secretaria del Directorio Nacional del Colegio de Arquitecto, miembro CAJ, Co-fundadora Mujer ArquitectA, Docente Arq UDD, miembro New Indie, y Socia L2 Arquitectura. Trabajando por el planeta y nuestra vida en él.

@caj_coarq              @comitedearquitectosjovenes

LA ARQUITECTURA TIENE NOMBRE DE MUJER

 

Según las naciones unidas, hace más de 70 años, la igualdad de género es un derecho humano. Un derecho que, lenta y tímidamente, se ha ido abriendo paso en un contexto global esencialmente masculino. Reconocer esta brecha como un factor de análisis es esencial para poder entender, crear y finalmente transformar el mundo donde vivimos. Primero hay que ponerlo en evidencia, para luego, empezar a discutir al respecto.

 

En arquitectura, esta disparidad es una realidad oculta, hasta el día de hoy. No debemos olvidar que la arquitectura es una disciplina que estudia, diseña y define los escenarios culturales, y que se ve afectada por las desequilibradas relaciones de género existentes. En el espacio se ve reflejada esta condición. Hoy, la motivación no es más que identificar y compensar los sesgos y déficits culturales, que impiden el florecimiento de una arquitectura legítima y propositiva, sin importar el género de quien la propone.

 

Existen casos emblemáticos en la arquitectura internacional, como los de Jane Jacobs y Denise Scott Brown, donde, talentosas arquitectas y urbanistas, han sido relegadas a un segundo plano por su condición de género, sin importar sus condiciones profesionales. Esta condición vuelve a quedar en evidencia en los premios Pritzker (máximo galardón de arquitectura a nivel mundial), dónde de 38 arquitectos (as) premiados (as), sólo 3 mujeres han alcanzado esta distinción, y sólo una de ellas, Zaha Hadid, lo hizo en exclusividad. Las otras dos formaban parte de una oficina de arquitectura cuyos socios, eran hombres. La tendencia se repite al revisar los premios nacionales de arquitectura en Chile, donde de los 28 premios entregados, la única mujer arquitecta premiada es Antonia Lehmann, en sociedad con el arquitecto Luis Izquierdo.

 

Frente a esta situación, y de cara a las nuevas generaciones qué, desde el Comité de Arquitectos Jóvenes, se levanta la inquietud y se decide trabajar activamente para identificar estas brechas y generar los escenarios y referentes necesarios para avanzar de manera decidida. Como una primera iniciativa se organizó un panel exploratorio, “Arquitectura y Mujeres en Chile”, con el fin de plantear desde la experiencia de arquitectas destacadas en diversas áreas de la disciplina, un marco de temáticas a profundizar, además de levantar las inquietudes de las casi 100 personas que asistieron al evento.

 

Es desde esta experiencia, que aparece un primer factor esencial para romper el statu quo: la necesidad de referentes. La falta de estos referentes no se debe necesariamente a una ausencia, sino a la poca exposición de las arquitectas. Una deuda histórica, donde mucho del trabajo de mujeres arquitectas, de generaciones previas, no es reconocido como tal o simplemente por tener socios masculinos, son éstos los destacados. Hoy podemos ver un pequeño cambio en las dinámicas de publicación, que son mucho más transversales y con un mayor alcance, pero, aun así, menos del 10% de los artículos de arquitectura de Wikipedia, hacen referencia a arquitectas. Lo mismo ocurre en la participación gremial, donde la presencia femenina no supera el 25% en nuestro país.

 

El contexto lentamente va cambiando, con una mayor presencia femenina en las escuelas de arquitectura, mayor tasa tanto de matrícula como de titulación. Falta mucho por hacer, se requiere aunar voluntades y de que juntos, arquitectos y arquitectas, trabajemos por un escenario más justo y equitativo, para garantizar que la mejor arquitectura sea la que prevalezca en nuestras ciudades.

 

 

“Las restricciones que la educación y la costumbre imponen a la mujer, limitan su poder sobre el universo”. 

‘El segundo sexo’ (‘Le deuxième sexe’), 1949 Simone de Beauvoir

Comparte

PUBLICIDAD    INFO@REVISTAZOTEA.COM

Azotea está protegida por la ley de propiedad intelectual que prohíbe la reproducción total  o parcial de sus artículos sin la autorización de sus editores. Las opiniones vertidas en esta edición son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Revista Azotea.

2018 | INSTUDIO