Aquí y Allá

ROSEMARIE CC

Ilustradora | Madrid

@rosemariecc     www.rosemariecc.com

Por: Carolina Espinosa B.   Imágenes: Gentileza de Rosemarie

Comencé a seguir a Rosemarie, después de ver un libro infantil ilustrado por ella. Me gustaron mucho los dibujos y el uso del color. La busqué en Instagram y, averiguando un poco más sobre su vida, descubrí que era chilena y que a pesar de que lleva algún tiempo viviendo en Madrid, parte de su trabajo es fácil de encontrar en las librerías chilenas, con temáticas muy arraigadas a nuestra cultura y a los pueblos originarios de nuestro país.

¿Tienes algún recuerdo de cómo o cuando el dibujo empezó a ser parte de tu vida?

 

Desde siempre, desde que era muy pequeña. Me encantaba pintar con tempera y colorear libros de animales. A medida que fui creciendo, la tempera se transformó en óleo y el lápiz en carboncillo. No pasa un día en que no dibuje algo, ya sea a lápiz o digital.

 

Una cosa es tener talento pero, ¿Cuándo decides dedicarte a esto profesionalmente?

 

Me di cuenta de que hay un universo enorme por explorar a través de la ilustración. Es una profesión y como me apasionaba dibujar, decidí dedicarme a esto profesionalmente. Ilustraba mucho para Centros Comerciales hasta que comencé a ilustrar libros infantiles. Desde mi primera publicación, no he parado de ilustrar, para todo tipo de medios.

 

Estudias arte, luego trabajas en agencias para después independizarte. Cuéntanos cómo fue este proceso, desde tus inicios.

 

Después de Licenciarme en Bellas Arte en Chile, fui aceptada en la Universidad Complutense de Madrid para realizar un Doctorado en Dibujo y Grabado. También realicé un Master en Diseño Gráfico y terminé trabajando en Agencias de Publicidad como Directora de Arte. En 2012 decidí dejar el “mundo de agencia” y abrir mi propio estudio. Quería dedicar toda mi atención a cada proyecto, ilusionarme, ver algo crecer desde cero.

Has ilustrado varios libros infantiles, si tuvieras que recomendar uno o dos, ¿Cuáles serían y por qué?

 

Recomendaría “Pueblos Originarios de Chile”. Fue mi primer gran libro, un año y medio de trabajo de investigación. Un recorrido visual de Norte a Sur, de mar a cordillera, que muestra a algunos de los primeros Pueblos que habitaron lo que hoy llamamos Chile. Es un primer contacto a estas culturas ancestrales.

 

¿Qué es lo mejor de ser ilustradora?

 

Soy una persona bastante tímida, y una de las mejores cosas de ser ilustradora es la diversidad de formas en la que puedo expresarme, objetos, formas y colores. Me permite ser yo misma, a través de mi trabajo. Puedo jugar con texturas, probar elementos nuevos, sacar de contexto elementos cotidianos y llevarlos a mi propio mundo.

 

¿Qué les recomendarías a aquellos ilustradores (as) o artistas que buscan independizarse y no saben cómo, o por dónde empezar?

 

Pues que el camino no es fácil, pero hay que ser perseverante y no perder la ilusión, si es lo que realmente quieres. La disciplina llegará a medida que el tiempo pase. Es un ir y venir, un subir y bajar, pero una vez que llegas y encuentras tu equilibro, es muy gratificante.

 

¿Tienes una rutina para trabajar o es un proceso más bien libre?

 

Intento mantener siempre una rutina, tener un horario y una agenda laboral bien organizada. Hay que saber lidiar con la frustración de saber que, muchas veces, el día no da para todo y debo trabajar todo lo que puedo en un espacio de tiempo más condensado.

 

¿Cómo te enfrentas a la hoja en blanco? ¿En qué te inspiras?

 

La hoja en blanco está para ser intervenida. Si algún día no estoy inspirada, dibujo lo que se me venga a la cabeza, poco a poco voy encontrando lo que busco. A veces es un proceso largo, otras veces es más corto. Me inspira el olor a café por la mañana y las cosas más simples.

 

¿Qué temas te gustaría ilustrar?

 

Me encantaría ilustrar un libro de plantas y flores. Me fascina la diversidad de formas, los colores cambiantes y la infinita variedad de verdes que existen. Aunque también sería un desafío ilustrar una biografía de algún personaje importante.

 

¿Cómo ves tu trabajo en el futuro? ¿Cómo te proyectas?

 

Espero seguir creciendo como ilustradora. Me gusta mantener vivo el deseo de mejorar, que es el motor de mi día a día.

Comparte

PUBLICIDAD    INFO@REVISTAZOTEA.COM

Azotea está protegida por la ley de propiedad intelectual que prohíbe la reproducción total  o parcial de sus artículos sin la autorización de sus editores. Las opiniones vertidas en esta edición son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Revista Azotea.

2018 | INSTUDIO