Aquí y Allá

NIEVES MAC-AULIFFE

Artista Visual | Chile

@nievesmacauliffe     www.nievesmacauliffe.com     nievesmacauliffe@gmail.com

Por: Carolina Espinosa B.     Imágenes: Gentileza de Nieves Macauliffe

El nombre de la Nieves es conocido y reconocido dentro del ambiente artístico chileno. Su obra siempre me ha llamado la atención. El uso del color, la temática muy vinculada a la naturaleza y en particular, la metodología del collage, que ella domina de manera notable, es algo que siempre me ha gustado.

Nos conocimos en un taller de plantas y huertos, que ella organizó en “Jardín Barreal”, donde yo asistí como alumna. La oportunidad estaba ahí. Una artista que nos gusta y de quien, queríamos saber más. Desde ese día, hemos ido en varias ocasiones a su taller, ubicado en el barrio conocido como la Chimba. Fue ahí donde nos juntamos a conversar y pudimos conocer más sobre ella y su trabajo.

¿De dónde nace tu interés por el arte?

 

Por un lado, vengo de una familia donde hay muchos artistas, mi mamá fue profesora de arte y de los seis hermanos, cinco estudiamos algo relacionado con el mundo artístico. Desde muy chica tuve la suerte de poder conocer museos y galerías de distintos lugares, abriendo en mí, una faceta de creatividad al ver grandes obras originales y en directo.

Otra motivación, aunque suene raro, tengo dislalia y dislexia y, una de las grandes herramientas que me dieron para comunicarme, fue a través de dibujos y la fotografía, por lo tanto, desde muy chica, en vez de usar las palabras, fue la creatividad la que me ayudo a expresarme.

 

Teniendo acceso al arte desde siempre, debes tener referentes que fueron encausando tu camino como artista ¿A quiénes consideras tus referentes?

 

Uuuuyyy, la lista es interminable…estos son los primeros que se me vienen a la cabeza: Matisse, es mi gran referente, por el manejo del color y el collage, las dos características más destacadas en mi obra. También está Kandinsky, por el uso del color y la forma. Dentro del arte contemporáneo, me atraen mucho las instalaciones, como las que realizan los brasileros Tunga (murió hace poco) y Henrique Oliveira, que combinan elementos naturales en su obra, construyendo unas instalaciones impresionantes. También está el artista argentino, Julio Le Parc, que trabaja maravillosamente el color y el degradé.

Y una referente que me atribuyen los que más me conocen, es Frida Kahlo, más que por su obra, por su aspecto. Tengo un instinto nato por ponerme flores en la cabeza…ja jajá.

 

¿En qué te inspiras a la hora de crear?

 

La inspiración me aflora, la visualizo, la comienzo a trabajar, pienso, dibujo, hago unas maquetas, saco fotografías… y así, voy armando cada proyecto. En este momento, hablando contigo, se me ocurren nuevas ideas. Actualmente estoy trabajando con suculentas y con otras plantas, tengo el referente de la naturaleza y la flora desde los comienzos en mi obra. Entre más trabajo, más creativa me pongo.

 

Has trabajado la pintura, grabado, cerámica y escultura ¿Qué otro ámbito del arte te gustaría experimentar?

 

Me fascina experimentar y saber un poco de todo. Mi constante búsqueda de nuevas técnicas se debe a mis ansias creativas. Al final es una mezcla, ahora estoy con la litografía, fotografía y collage. En este momento me atraen profundamente las instalaciones, me gustaría poder enfocarme por un tiempo en eso.

Haces un cuadro y te lo imaginas colgado en una pared…

 

Efectivamente, cuando estoy trabajando un cuadro ya me lo imagino expuesto, visualizo el marco... Todas mis exposiciones siempre han sido, sobre todo las individuales, un mini montaje. Pienso en el recorrido, la luz, los espacios, etc. Cuando estoy armando una exposición ya me estoy imaginando la siguiente, ja jajá, no paro.

 

Pasa mucho en los ambientes creativos, la obra nunca termina.

 

Trabajar en una obra me hace pensar y repensar. Crear y seguir creando, pero aparece un momento que me hace “clic” y veo la obra terminada.

 

El papel, en tú obra, es muy importante. ¿De dónde nace el interés por este material?

 

Cuando me fui a estudiar a Barcelona en el 2004, había un japonés en el curso que llevaba papel hechos por él, para hacer grabados. Me volví loca, me encantó el tema y cuando volví a Chile, lo primero que hice fue tomar un curso para poder fabricar mis propios papeles. El mundo del papel es infinito y fascinante. Prácticamente en todas mis obras trabajo con este material. Además de los realizados por mí, vivo en una búsqueda constante por encontrar la mejor calidad y variedad. Tengo la facilidad de manejar minuciosamente el collage.

 

¿Qué tan importante es el uso del color?

 

Mi vida es en color, ja jajá, creo que veo más de los que existen. El color es la esencia en mi creación y es la característica más destacada en mi obra. Soy colorista, me preocupo del equilibrio, la fuerza, el peso… Eduardo Vilches, que fue mi profesor, fue fundamental en esto. El color está en todo lo que hago, no sólo en mi arte, está en mi vida, en mi forma de ser, en mi casa, en mi vestimenta...en todo.

 

¿Qué buscas provocar con tu obra?

 

Que buena pregunta, para los artistas es importante la comunicación, decir algo a través de la obra. Mucha gente me dice que mis cuadros les alegran su vida, eso me gusta. Eso busco, generar alegría. Creo también que la obra refleja, en parte, quien soy yo.

 

¿Trabajas sólo en proyectos propios o también por encargo?

 

Principalmente propios. He hecho un par de encargos, pero generalmente no los acepto. Lo mío es espontáneo, libre. He estado en algunos proyectos que me parecen interesantes, junto a más artistas, pero es lo menos. Me gusta trabajar con mis tiempos. Generalmente me auto gestiono los proyectos.

¿Qué es lo mejor de ser artista?

 

Para mí lo mejor de ser artista y, como lo llevo en mi ADN, es que soy consecuente conmigo misma y puedo hacer que la realidad sea más llevadera y mejor para los demás, aportando cultura, sensibilidad…

Soy afortunada porque puedo funcionar haciendo lo que quiero, manejando mis propios tiempos, teniendo un horario estable que se compagine con ser mamá de dos hijos y llevar la casa. Para vivir del arte, hay que ser riguroso y constante,

¡Me hace plena y feliz!

 

Cuéntanos sobre la Fundación Complementa y los talleres a personas con Síndrome de Down.

 

Tengo un hermano con Síndrome de Down (Pablo, de 33 años) y trabajé ocho años en la Fundación Complementa, donde él asiste.

Mi mamá es una de las fundadoras y ella estaba encargada del área artística. Después de un tiempo, yo asumí esa área, con 10 jóvenes a cargo y me fascinó. Una experiencia increíble, expusimos en el MAC (Museo de Arte Contemporáneo), en el Museo Rallí, en destacadas Galerías de Santiago y en regiones, etc. Conectando con éxito, el trabajo artístico de estos jóvenes, con el mundo profesional del arte en Chile.

Fueron 8 años de trabajo muy enriquecedores, pero cuando me quedé embarazada de mi segundo hijo me retiré, por un tema de tiempo.

Actualmente trabajo en mi taller con Pablo y su amiga Teresa. Siempre voy a estar vinculada a la Fundación, por mi hermano, que también es artista, pero hoy estoy enfocada en un ciento por ciento a mi obra.

 

¿En qué proyecto estás ahora?

 

Estoy dentro de una exposición itinerante “Mujeres mi arte”, actualmente expuesta en la Galería Collahuasi, en Iquique. Una exposición de más 50 artistas, mujeres, muy interesante. También participo en la exposición colectiva “Culto” en el Teatro Zapallar. Y, además, estoy trabajando grandes formatos (2 metros aprox.), volví al collage sobre tela. Este 2018 continuaré trabajando con el papel y las suculentas.

 

El taller habla mucho de ti, de lo que nos cuentas y se da esto entretenido, con las otras artistas que te acompañan…

 

Sí, me fascina. No puedo hablar de mí, como artista, sin contarles de mi taller (Casa Rosada), que es mi segunda casa, es patrimonial, en un barrio histórico con casas de adobe (Melchor Concha y Toro #12, Bellavista- Providencia). Hace 7 años la restauré y ahora acá trabajo. Me identifico mucho con ella, es luminosa, alegre, colorida, acogedora…me imagino de pelo blanco y vieja en este mismo lugar.

Es muy atractiva la vida de barrio, compartir con los vecinos y con mis compañeras de trabajo (Olivia Allamand, Macarena Illanes y María Isabel Ringeling). También funciona como galería y exponemos una vez al año.

 

 Si alguien quiere conocer tu obra o te quiere comprar un cuadro ¿Cómo lo hace?

 

Que me contacten por Instagram, a través de mi email o también, pueden visitar mi sitio web.

Comparte

PUBLICIDAD    INFO@REVISTAZOTEA.COM

Azotea está protegida por la ley de propiedad intelectual que prohíbe la reproducción total  o parcial de sus artículos sin la autorización de sus editores. Las opiniones vertidas en esta edición son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Revista Azotea.

2018 | INSTUDIO